29 sept. 2011

Solo Digo



Yo no pienso callar.

Solo digo que quien continúe con los ojos cerrados, no verá la luz, y perderá el camino.

Solo digo que vivir es tan justo para ti , como para los demás.

Solo digo que si un Dios existe, no se si te juzgará o se mantendrá el margen... pero la pregunta es: ¿Cuando llegue el momento de no retorno, y veamos al Mundo agonizar... seremos capaces de no juzgarnos nosotros? ¿Seremos capaces de perdonarnos?

Solo digo, que la fuerza de un hombre, es inmensamente menos poderosa que la naturaleza de un mosquito, y sin embargo, cuando lo matamos creemos que es porque somos mas poderosos. Entonces, la inteligencia de un mosquito es inmensamente más poderosa que la inteligencia de un hombre.

Solo digo que no sabemos amar. Que amar es el reflejo del respeto por nosotros mismos y lo que nos rodea. Amar no es intentar darlo todo. Amar es precisamente, cuando sin dar nada, la otra persona siente que le has dado algo. Amar es dejar volar. Amar es no intentar cambiar nada. Amar es fluir. Y amar no merece ser correspondido. Amar es propio. No lo hagas de los demás.

Solo digo que cuando dañas a un perro, dañas a un niño en otra parte del Mundo. Cuando insultamos a un ser querido, un árbol es vejado, cuando talamos un árbol, un hombre muere en otro lugar. Tú eres el árbol, el pájaro, el perro, el cerdo, el caballo, la mosca, una flor, un niño, tu vecino. Nada está desconectado. Todos somos el reflejo de todos. Y aun no lo hemos comprendido.

Solo digo que no existe un camino, que no existen mil caminos. La vida de todos es un inmenso jardín. No seas la flor que no se deja polinizar. Porque serás polinizada igual, pero crecerás engañada.

Yo solo lo digo.

25 sept. 2011

El poder del hombre



¿En que momento, ha creído el hombre elegido por su pueblo para representarlo como portavoz, que debiera tomar decisiones sin contar con la opinión del pueblo que lo eligió?


¿En que momento dijo ese pueblo que confería de poder y determinación a dicho elegido, para que este obviase la voluntad de millones de seres humanos, y solo acatase su propia voluntad?


¿En que momento, vale más la opinión de un solo hombre que la de la suma de los muchos hombres que cohabitan con él?


El hombre al final, es la suma de sus virtudes y la resta de sus errores... por tanto, la mayoría de hombres viven en números negativos. Ese va a ser el gran problema.

16 sept. 2011